Ir al contenido principal

Una lectura y reseña "Con Pasión Absoluta"


Mi comentario sobre la novela  CON PASIÓN ABSOLUTA de Carol Zardetto. 
por Edgar Amado Sáenz.
            Carol Zardeto es consistente desde el título: Con Pasión Absoluta.   A lo largo de las páginas uno se encuentra con una novela que lleva al lector del pasado al presente, jugando con el tiempo, y también jugando con el espacio geográfico entre Guatemala, Vancouver, Sudamérica, etc.   Hay un amor fijo, de suspiro y pasión que alimenta el caudal novelístico.  Por supuesto, también está la historia de la narradora, la madre, la abuela, la bisabuela, las tías y otros personajes.  Es un monumento a la mujer en ese manojo  de fierecillas cimarronas.  Hay un lindo final, porque después de las múltiples pasiones, absolutamente humanas, se desemboca, jugando con las palabras y con los sentidos, en el hallazgo de la compasión.
            Allí va el desfile de pasiones: el amor de suspiro, el amor sensual de carne y hueso, la desesperanza, el odio, el afecto, la tristeza, la soledad, la búsqueda del yo interno, místico, enmarañado entre lo demás.
            Se abre el telón con el paisaje de volcanes para luego darle entrada a la Avenida Los Árboles sin árboles, los cafetales y maizales, los árboles de sombra, el río crecido, el arroyo, la vivienda de lodo o adobe, con hoyitos para guardar cosas, el piso de tierra,  y así sucesivamente.
            Los personajes provenientes de una sociedad partida en franjas como las persianas venecianas cuando están abiertas, siempre paralelas, siempre guardando una distancia irreconciliable, porque unos son dueños de la tierra, el capital y las oportunidades de bienestar y otros son los dueños de nada, apenas de sentimientos dormidos y pasiones silenciadas.  Aquí en Guatemala o allá.
            El lector va  en la ventanilla del avión, en el recorrido del taxi, en la escuela del barrio, en la Aldea El Quebracho, en los buses urbanos atestados, en las historias tiernas y duras de unas mujeres que tenían, en medio de todo, una fuerza avasalladora: sabían decidir.  El hombre aparece pero circunstancialmente, alimentando o matando esperanzas.
            En la conversación de honor que nos brindó la autora, quedó claro que prevalece en la obra la modalidad de escritura automática, hay una preocupación porque la narradora Irene, después de paladear mil pasiones, encuentre su propia sanación, se da salida a la dualidad existencial, mi vida en la que transcurro y la vida de afuera, la del conflicto social y armado, la del marginamiento, la del crimen colectivo, esa vida que a muchos no nos deja vivir.
            No soy adicto a elogios, pero Carol, además de consistente como dije al principio, nos proporciona una prosa bella, muchas veces poética, con raigambres en el día a día y en el meditar filosófico. Hay también historia, no la convencional sino la que sabemos que existe porque así fuimos y así seguimos siendo.  Concluyo: gracias a la Comunidad de Lectores, qué bueno que la leí, qué bueno que la vi y escuché.
 Guatemala, 21-XI-2015.
“Con pasión absoluta”. Zardetto de la Vega, Carol Liliana. Con pasión absoluta. Premio Centroamericano de Novela "Mario Monteforte Toledo", 2004 Guatemala: F&G Editores, 2007, 2da. edición. 374 págs. 13.3 x 17.7 cms.
Foto de la autora, en su visita al Círculo del Vagón de Lectores, museo del Ferrocarril, centro cultural Fegua, Guatemala, noviembre 21 de 2015. Comunidad de Lectores Guatemala.


Comentarios