Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de diciembre, 2015

La última del año.

El recién pasado, sábado 21 de noviembre pasamos página a nuestra última reunión colectiva de lectores del año, sumandocon ella 150 reuniones que en general, la Comunidad ha realizado durante estos casi 7 años; dato que nos sorprendió, dado que habíamos estado absortos en el desarrollo de nuestras habituales tareas, que ha resultado grato revisar y ordenar algunos de nuestros archivos, repasando con ello algunos momentos y hechos realizados; a la vez preocupante, dado que ha pesar del tiempo transcurrido, no hemos podido consolidarnos institucionalmente para poder seguir desarrollando otras tareas y proyectos que han quedado pendientes. Será, en el nuevo año en que quizás demos a conocer algunas de las tantas estadísticas e iniciativas que se han generado, por  el momento enumeramos algunas de las que hemos realizado y que nos han llenado de satisfacción: La realización conjunta del 1er. Círculo Internacional de Lectores.La realización conjunta del 1er. Recital de Poesía Internaci…

Una lectura y reseña "Con Pasión Absoluta"

Mi comentario sobre la novela  CON PASIÓN ABSOLUTA de Carol Zardetto.  por Edgar Amado Sáenz.             Carol Zardeto es consistente desde el título: Con Pasión Absoluta.   A lo largo de las páginas uno se encuentra con una novela que lleva al lector del pasado al presente, jugando con el tiempo, y también jugando con el espacio geográfico entre Guatemala, Vancouver, Sudamérica, etc.   Hay un amor fijo, de suspiro y pasión que alimenta el caudal novelístico.  Por supuesto, también está la historia de la narradora, la madre, la abuela, la bisabuela, las tías y otros personajes.  Es un monumento a la mujer en ese manojo  de fierecillas cimarronas.  Hay un lindo final, porque después de las múltiples pasiones, absolutamente humanas, se desemboca, jugando con las palabras y con los sentidos, en el hallazgo de la compasión.             Allí va el desfile de pasiones: el amor de suspiro, el amor sensual de carne y hueso, la desesperanza, el odio, el afecto, la tristeza, la soledad, la búsque…

El lector soñado

El lector soñado. Javier Cercas. Esa es la verdad: un libro es sólo una partitura, y es el lector quien la interpreta; si no hay lector, no hay libro.
En Continuación de ideas diversas, César Aira afirma que en literatura “no hay intérprete. El lector no es un intérprete; esos experimentos de ‘lector activo’ (Rayuela) son patéticamente pueriles”. Aira –no hace mucho lo recordé en esta misma columna– es uno de los grandes escritores actuales de nuestra lengua, pero me parece que se equivoca. Por supuesto que en literatura hay intérpretes; por supuesto que el lector es un intérprete: ¿qué otra cosa va a ser? La literatura no existe por sí misma, aislada del lector; aislado del lector, un libro es apenas letra muerta, y sólo cuando el lector lo abre y empieza a leerlo, es decir, a interpretarlo, empieza a operar la magia de la literatura, gracias a la cual lo que está muerto resucita y el mundo que el autor ha cifrado en signos abstractos cobra vida concreta en la mente del lector. Julio Co…