Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de julio, 2012

La importancia de la lectura. Por Michelle Búcaro.

Para expresar la importancia de la lectura, puedo empezar con el ejemplo de quienes tenían el poder de manipular a las personas hace mucho tiempo, precisamente, por tener la facultad de leer, lo cual no poseían los demás.  Me refiero a las autoridades religiosas, quienes tenían el conocimiento de la Biblia y sólo ellos podían leerla porque ésta sólo había sido transcrita al latín y ellos transmitían a la gente lo que “supuestamente” estaba escrito en ella.  La diferencia la hizo Martín Lutero, quien al aprender latín y poder leer la Biblia descubrió lo que realmente ésta decía y no lo que los sacerdotes “decían que decía”.  Así, Martín Lutero empezó a divulgar lo que leía en la Biblia. Poder leer le dio a la Iglesia Católica, el poder sobre multitudes.
Ahora bien, siendo justos, podríamos decir que esas personas tenían una excusa: ellos no dominaban el idioma en que el estaba escrita la Biblia. Una vez escuché una frase muy acertada: “Hay tres tipos de analfabetas, los que no saben le…

La mujer de la ventana. Por Amos Oz.

Discurso de Amos Oz, al recibir el Premio Príncipe de Asturias de las Letras.
Si adquieres un billete y viajas a otro país, es posible que veas las montañas, los palacios y las plazas, los museos, los paisajes y los enclaves históricos. Si te sonríe la fortuna, quizá tengas la oportunidad de conversar con algunos habitantes del lugar. Luego volverás a casa cargado con un montón de fotografías y de postales.
Pero, si lees una novela, adquieres una entrada a los pasadizos más secretos de otro país y de otro pueblo. La lectura de una novela es una invitación a visitar las casas de otras personas y a conocer sus estancias más íntimas.
Si no eres más que un turista, quizá tengas ocasión de detenerte en una calle, observar una vieja casa del barrio antiguo de la ciudad y ver a una mujer asomada a la ventana. Luego te darás la vuelta y seguirás tu camino.
Pero como lector no sólo observas a la mujer que mira por la ventana, sino que estás con ella, dentro de su habitación, e incluso dentro d…