Ir al contenido principal

Discurso de cierre de Círculo USAC

Por: Banessa Echeverría

El cierre de actividades de nuestros círculos siempre nos trae nostalgias por todos los buenos momentos compartidos entre lectores, la tertulia que propicia cada libro es algo inapreciable, tanto para el equipo de la Comunidad de Lectores como esperamos que lo haya sido para cada lector que compartió esto con nosotros en la tricentenaria Universidad de San Carlos de Guatemala.

Deseamos agradecer el apoyo brindado por el personal de la Biblioteca Central: Licda. Magaly Portillo, Licda. María Elena Díaz, Licda. Miriam Matta, a nuestros amigos del 4º. Nivel por su colaboración y disponibilidad. A nuestros amigos de la prensa, por su difusión y a todos aquellos que nos han brindado su compañía en esta travesía; que el próximo 7 de febrero cumplirá otro año más de vida. En especial a nuestro padrino circunstancial en este crecimiento: Marco Antonio Flores quien además inauguró el canal virtual por el cual hoy se transmite esta actividad.

Todo ello, para continuar con la utopía de fomentar la Lectura en Guatemala; dónde es un 1% el que lee, somos privilegiados en haber compartido este espacio para ampliar nuestros conocimientos en las aristas de la vida, sino también crecer como seres humanos, pues el marco referente utilizado por la Comunidad de Lectores, para las sesiones fue compartir el gusto y hábito lector en un espacio de encuentro social dentro del cual tome lugar la convivencia, la libre discusión y libre expresión con respeto a la dignidad de la persona, todo ello como recurso para la formación de ciudadanía y criticidad.

Durante este ciclo en estas instalaciones hemos abordado la temática de Poder y Política a través de la Literatura con: Marco Antonio Flores, Miguel Ángel Asturias, Mario Vargas Llosa, José Saramago y desde luego nuestro apreciado invitado del día de hoy. Dante Liano que nos acompañará en esta reunión.

Esta literatura muestra varias proyecciones de una misma realidad, abriendo mundos, para situarnos en lugares comunes en la mayoría de países latinoamericanos; en dónde la represión de las dictaduras a la postre han hecho permisibles los abusos de poder, negligencias, corrupción e impunidad corriendo a cargo no sólo de autoridades con un pobre manejo de la ética y el compromiso sino de un sistema que deja de ser sustentable para las sociedades que después de haber sufrido el ejercicio de la represión, olvidaron ser libres y hacerse responsables de sus obligaciones para exigir sus derechos, que en el paso del tiempo, ha disuelto en el consumismo la conciencia social que lo hace participe de los procesos de decisión en el país, se pierde entonces la esencia para propiciar procesos electorales que obedezcan a la transparencia con ofertas dignas de ser electas, que cumplan su labor de guiar a un país en pro de las mejores condiciones y niveles de vida.

Emprender la lucha para la reconstrucción de la realidad de nuestros países tercermundistas “en vías de desarrollo” – dicen algunos – es necesario crear en la población la criticidad y ciudadanía que el derecho a la lectura puede ofrecer, como un proceso que cumpla el postulado de “Leer para aprender” para retomar la conciencia olvidada de: exigir sin dejar de cumplir con lo que a cada uno le corresponde, la formación de la responsabilidad a partir de la autodidáctica.

Comentarios