Ir al contenido principal

A propósito del 8 de septiembre. Día Internacional de la Alfabetización

Por Vanessa Echeverría

El día internacional de la Alfabetización se declara en el año 1965 un objetivo lejano, más aún sabiendo que alrededor de los 774 millones de habitantes adultos no poseen competencias básicas de lectura y escritura. 

Leer va más allá de la decodificación del lenguaje escrito, es más bien un acto precedido por el conocimiento de la realidad, ambos están interconectados de manera dinámica. La comprensión de lo que se lee se profundiza si el material a disposición se da en el entorno del contexto de quien lee, así para Paulo Freire leer lo que se tiene alrededor aumenta la capacidad perceptiva, generando la curiosidad y la lectura crítica que se encamina a descubrir el significado subyacente: la relación entre texto y contexto

La cantidad de lectura no garantiza que haya una internalización de lo leido o en todo caso del conocimiento, el acto de leer debe estar acompañado del ejercicio de escribir según Freire el “crear y armar” (Freire: 1989, p. 55) ambos procesos implican la simbiosis que alimenta la criticidad del individuo: “La lectura de la realidad siempre precede a la lectura de la palabra, así como la lectura de la palabra implica una continua lectura de la realidad” (Freire: 1989, p. 56) 

Es de ahí que se han de tomar los términos para un proceso de “alfabetización” en todo el mundo, es decir que ha de ser del universo de palabras, que deben ser sobre la experiencia del educando y no del educador. 

La alfabetización es la habilidad de usar el texto para comunicarse a través del tiempo y el espacio, el pueblo que lee se conduce a la reconstrucción de su realidad, pues se convierte en sujeto de acción, es por ello que los estándares que conforman los niveles de alfabetización suelen variar de acuerdo a las sociedades. La lectura crítica de la realidad que se produzca dentro del proceso de alfabetización o su carencia se asocia sobre todo a las prácticas claramente políticas, de movilización y organización, constituyendo lo que Antonio Gramsci llama: “Contrahegemonía” (Freire: 1989, p. 56) 

El alfabetismo es el indicador del conocimiento de un país y se toma en cuenta para determinar su grado de desarrollo, este incide en la capacidad de producción de la población, el acceso a oportunidades e igualdad social. De ahí la importancia de una Campaña de fomento de la Lectura, que utilizando los Círculos como una herramienta coadyuva a que los lectores sean sujetos de lo que leen porque es la lectura de su entorno histórico y del contexto de muchas sociedades que buscan dejar un mejor mundo a las nuevas generaciones. Es el ejercicio de la lectura, complementado con la escritura, lo que lleva al análisis y síntesis de los procesos sociales que se han dado en el transcurso del tiempo y por ende a saber que es lo que “no se quiere” para construir lo que se “puede ser”

Cuanto más conscientemente construyan su historia los seres humanos, más claramente se comprenderán las dificultades permanentes del proceso de liberación y las dificultades que se han de afrontar en diversidad de ámbitos. Rehacer la sociedad implica rehacerse a sí mismo. Según Freire abandonar ambas tareas a la vez reduce la participación gradual en la construcción de la historia. 

En el caso de Guatemala que ocupa el lugar 137 en la tasa de alfabetización a nivel mundial con un 73, 2 %, que desde luego no refleja un índice del cual el país pueda sentirse orgulloso, claro, sin menospreciar el esfuerzo de aquellas personas e instituciones que han apoyado afablemente a su reducción; pero que en realidad dista de una calidad educativa para la población, lo que lleva a otro tipo de pregunta en cuanto ver de reojo esa tasa de alfabetismo ¿no hay que temer más al “alfabetismo disfuncional”? como aquel alfabeto que a pesar de que maneja la lectura y la escritura, no ejerce su derecho a la lectura, no sólo como una actividad de distensión que produce placer sino también como una forma de reconstruir su realidad. 

Es la postalfabetización la que profundiza en el mismo acto de conocimiento y que continua el proceso iniciado por la alfabetización. Es este proceso de perfeccionamiento de lo aprendido lo que se está dejando de lado, se persigue dar las herramientas básicas, sin embargo no se está formando el hábito de su uso y mucho menos la formación de una participación para el cambio de la realidad en la que se está inmerso. 

Una forma continuar la postalfabetización es a través de la liberación que es capaz de proporcionar la cultura, como una manera de inducir en el sujeto, para que éste busque más profundamente en su forma de vida para aportar a la transformación de la sociedad, pues pasado el proceso de alfabetización en el que se buscó aprender a leer, esté apto para la nueva etapa de leer para aprender generándose la espiral de enseñanza organizada. 

Finalmente, ¿Qué es lo que ha de dar mejor resultado para la sociedad guatemalteca? ¿La “cantidad” o la “calidad”? ¿Es mejor alfabetizar la mayor cantidad de individuos o hacer que éstos trasciendan por medio de la postalfabetización? La que busca generar individuos proactivos que en participación con los demás busquen lo necesario para la reconstrucción de la sociedad en que viven. 

En todo caso, los esfuerzos de la Comunidad de Lectores de Guatemala por impulsar una Campaña de Fomento de la Lectura que coadyuve al proceso de alfabetización busca ser un espacio que va más allá de cifras frías, se encamina más bien a la convivencia, expresión, libre discusión a través de la lectura como una forma de acercamiento consigo mismos y con otro individuo que a la postre consiga un cambio a partir de la práctica “Leer para aprender”.

Comentarios

  1. Q buena honda Vane Felicidades siga adelante,como la lectura es parte de la vida del ser humno para enriquecer los conocimientos y no permite q las personas sean manipuladas..tanto es en los tiempos q estamos viviendo ahora.. cada proceso de la vida es una epoca en que nuestro mundo se desarrolla como se dice que "Arrancaron nuestros frutos, cortaron nuestras ramas, quemaron nuestros troncos; pero no pudieron matar nuestras raices". porq d es una parte de esa raiz q nunca morira..animos y siga adelante att.. froy.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario