El día del Libro 23 de abril


Por: Ángel Elías (Integrante de la Comunidad de Lectores de Guatemala)
El libro es acompañante silencioso, al que le debemos volver de las cenizas. Al que le debemos regresar a la vida. Con el que descubrimos mares profundos, ballenas blancas, nínfulas concupiscentes, dulcineas extrañas, amores suicidas, suicidios sibaritas, soñamos con musas en la superficie lunar, atravesamos selvas para enfrentarnos al miedo, regresamos a épocas pasadas con Pie de Lana, vamos al futuro con los Morloks, viajamos al centro de la tierra o le damos la vuelta al día en ochenta mundos, pintamos Rayuelas, cantamos la canción desesperada, cuando volvemos el dinosaurio todavía estaba allí, y preguntamos a Margarita ¿esta linda la mar? Para que nos demos cuenta que la poesía eres tú. El libro nos cobija en los momentos más oscuros o cálidos de nuestra vida, cualquiera puede dar testimonio de ello. El libro nos dice todo. Poesía (Benedetti, Paz, Neruda, Bécquer, Bukowski…) novela (Saramago, Cervantes, Miller, Joyce…) cuento (Monterroso, Verne, Rodríguez Macal, Monteforte Toledo…) allá nosotros si lo escuchamos, porque lo demás, es silencio.
Tome un libro y atrévase a cambiar. Y a usted ¿Qué libro le ha cambiado?
También léalo en www.angelgt.blogspot.com
Ángel Elías

Comentarios

Entradas populares de este blog

Prólogo de Pedro Páramo por Susan Sontag.

Reseña de la obra "El señor presidente" de Miguel Ángel Asturias

Prólogo de la obra "El espejo de Lida Sal" de Miguel Ángel Asturias por Mario Roberto Morales