1er Círculo Taller de Poesía


Sábado 09-10-2009



Un Círculo-Taller es un lugar para compartir lecturas y platicar sobre poesía. Además de la posibilidad de compartir poemas o textos de propia autoría, si así lo desea. Un lugar para la libre expresión y el respeto mutuo, movidos por algo tan elemental como lo puede llegar a ser la poesía.

Ciertamente, todo comienza con expectativa y movido por la emoción. Lo nuevo, lo novedoso siempre causa interés. Y realizar un círculo de poesía en un país donde nadie lee pareciera una locura. Pero no lo es, y es cierto en un país como Guatemala la gente lee, y lee poesía. Y claro, no todo está perdido. Por ello se convoco a un círculo taller de poesía en las instalaciones del Fondo de Cultura Económica en la ciudad de Guatemala. A donde acudieron poetas y lectores movidos únicamente por la semilla de la poética. Teniendo en cuenta que los lugares para platicar plácidamente sobre letras en un país de balas, es escaso.

En realidad la poesía ha movido la imaginación del ser humano durante muchas épocas. Ahora esa misma poética une a un grupo de personas amantes de este género literario. Las inclinaciones y las corrientes de este grupo son tan variadas como ricas. A esta reunión compartieron lecturas de personajes tan diversos y a la vez tan opuestos como: Miguel Hernández, Sabina, Bukowski, Luis Eduardo Rivera, Werner Ovalle, Octavio Paz, Jaime Sabines, entre otros poetas.



Definitivamente la experiencia de contar con tan variada selección de temas hace de estas reuniones las ideales para discutir sobre literatura y por supuesto disfrutar sobre el arte de explicar la realidad con las pocas palabras que nos regala el idioma.


Quedan invitados a nuestra próxima reunión: sábado 23 de mayo 09, 15.00 hrs el Fondo de Cultura Económico.


Comunidad de Lectores

Comentarios

Entradas populares de este blog

Prólogo de Pedro Páramo por Susan Sontag.

Reseña de la obra "El señor presidente" de Miguel Ángel Asturias

Prólogo de la obra "El espejo de Lida Sal" de Miguel Ángel Asturias por Mario Roberto Morales